Lunes, 21 Agosto 2017

FSC: La coyuntura política frente al proceso electoral
Patricio Aylwin Azócar, Armando Borda Herrada, Luis Bedoya Reyes y Carlos Fernández Sessarego
Patricio Aylwin en su visita al Perú
(Izq. a der.) Pedro Angulo, Armando Borda, Duberlí Rodríguez, Iván Velásquez, Sebastian Grundberger, Eduardo Vega
FSC Emergencia Nacional: Problema y posibilidad
(Izq. a der.) José Luis Pérez Guadalupe, Armando Borda, Mauricio Zeballos y Francisco Belaunde.

Por: Juan Ponce Alcántara

El Instituto de Estudios Social Cristianos, con el auspicio de la fundación KAS, ha desarrollado un Seminario de formación en Ética y Ciudadanía en la ciudad de Chiclayo los días 14 y 15 de julio

del presente año. El Seminario está estructurado en dos Módulos: la política y la Doctrina Social de la Iglesia, y la  acción política y responsabilidad del ciudadano.

El primer Módulo está constituido con temas diversos relacionados al entendimiento del papel del Estado, tanto del gobierno nacional, regional y local. Asimismo la acción política entendido desde la DSI y conceptos básicos del socialcristianismo (Bien común, solidaridad, subsidiaridad, etc.). Para finalizar con las aptitudes del liderazgo que debe tener el político y ciertos criterios éticos para la resolución de conflictos.

El segundo Módulo trata de la gestión y políticas públicas; de los principios básicos de la administración y gestión; los mecanismos de participación ciudadana en el gobierno regional; el entendimiento de los consejos de coordinación  regional y local; la medición del impacto social y herramientas de planificación frente al fenómeno del Niño costero.

Con una concurrencia de más de 35 participantes, entre jóvenes profesionales y universitarios, se contó con la colaboración, en las exposiciones, del Dr. Carlos Fernández Fontenoy, de la economista Carla Palacios Abanto, del politólogo Jorge Vallejo Castello, coordinador en la zona norte, del teólogo Juan Ponce Alcántara director de la revista Pensamiento Social del IESC, y del Presidente del IESC Dr. Armando Borda Herrada quien presentó y acompañó el desarrollo del Seminario.

En los Talleres grupales los expositores hicieron algunas preguntas que luego se concluyó en un panel. A la pregunta de mencionar acciones concretas que desde su actual posición (a nivel personal u organizacional) puede desarrollar para enfrentar la corrupción, en las conclusiones, los participantes, estuvieron de acuerdo en combatir la corrupción con una adecuada educación de los hijos en la familia y en los ámbitos escolares. Que se debe fortalecer las instituciones públicas con personas éticas y hacer de los órganos de control más eficientes y eficaces. La ciudadanía debería tomar iniciativas que tengan impacto en su localidad y consideran que la corrupción se combate democratizando el sistema de justicia con la directa participación del ciudadano, esto en virtud de buscar la verdad se logra empoderándolos. En la Constitución del Perú (art. 139) dice que la potestad de administrar justicia emana del pueblo (…). Se trata de instaurar el Juicio por Tribunal  de Jurados (inc. 17 que dice “la participación popular en el nombramiento y en la revocatoria de magistrados, conforme a ley) yendo a la elección popular de magistrados, cosa que no se cumple.

A la pregunta, si aún tiene la Iglesia, por medio de su Doctrina Social, una voz en el espacio público. Todos los participantes coincidieron en que la voz de la Iglesia debe respetarse, ya que ella ha formado y forma ciudadanos como a la vez eleva su voz para defender la dignidad de la persona, y es parte constitutiva de nuestra cultura y valores como nación. Ante el Estado debe colaborar, aunque se reconozca su laicidad.

Asimismo, a la pregunta de qué sistema de gobierno se prefiere y pueden ejercer su libertad individual y social, todos han respondido que el sistema democrático sigue siendo el mejor para participar como ciudadanos, ya que es sinónimo de orden y equilibrio entre poderes, expresión de principios y valores.