Jueves, 23 Noviembre 2017

La problemática que representa la minería ilegal e informal en el Perú es un tema que sigue vigente, por el Instituto de Estudios Social Cristianos, con la colaboración de la Fundación Konrad Adenauer, organizaron el FSC: Minería ilegal, minería informal y narcotráfico, en donde se vertieron opiniones y un análisis profundo de los principales puntos de esta problemática social. Los expositores de este Foro fueron: el ingeniero Guillermo Medina, y los abogados Augusto Carrasco, Martha Vásquez y Luis Panizo.

Desde tiempos remotos el territorio peruano ha sido sujeto a la extracción de minerales, esto históricamente está plasmado, explica Augusto Carrasco, representante del Ministerio del Ambiente. Es así que la minería ha sido prácticamente un medio de vida y trabajo para cierto sector de la población, que se presenta en forma artesanal e ilegal en el desarrollo de su actividad. Por su parte Luis Panizo, presidente del Consejo de Minería, resaltó que la extracción de minerales en nuestro territorio es un punto clave de nuestra economía, y debe ser reconocida como industria estratégica, pero ésta se ve afectada en la actualidad por los problemas sociales, y las actividades ilegales no presentan un plan de trabajo y por ende no contribuyen con impuestos.

Martha Vásquez, abogada de la Dirección General de Minería resaltó que actualmente el Ministerio de Energía y Minas no es la institución encargada de velar los temas de formalización de los mineros, pues se ha creado una Dirección General de Formalización a fines de julio pasado. Guillermo Medina, quien pertenece a la Comisión de iniciativa de Oro Responsable, detalló las relaciones y diferencias entre los tres tipos de actividad minera que no cumplen con requisitos y por ende son perjudiciales en lo ambiental y social: La minería artesanal, la minería ilegal y la informal.