Miércoles, 20 Septiembre 2017

FSC Emergencia Nacional: Problema y posibilidad
(Izq. a der.) José Luis Pérez Guadalupe, Armando Borda, Mauricio Zeballos y Francisco Belaunde.

“Se pretende alterar procesos naturales de identidad sexual”

En una reciente entrevista al Diario Expreso, el expremier Luis Solari de la Fuente, se pronuncia acerca de la "ideología de género".

-Doctor, mucho se habla de la “ideología de género” en estos tiempos, tema muy polémico por todo lo que implica. ¿Por qué este tema ocupa un debate público en la actualidad?

Bueno, lo que sucede es que desde que cayó el Muro de Berlín hay una acción sostenida hacia el hemisferio sur, especialmente hacia América Latina y el África, que son los continentes más jóvenes, para, primero, desmontar la formación humanista en la escuela básica, como se hizo aquí en el Perú. Después ha llegado una segunda ola, que es toda la introducción y los intentos de quebrar el rol educador de los padres hacia los hijos; el desprecio por la vida que introduce egoísmo en el núcleo de la familia; y finalmente ahora estamos en la época en que se pretende agregar a lo anterior una antiantropología, es decir inclusive llegar a alterar los procesos naturales de identidad sexual, que son responsabilidad y derecho de los padres, introduciendo aún en la escuela básica cuestiones que alteren los procesos naturales de identidad sexual.

-¿En todo esto qué papel juega el Gobierno?

El rol es que todo esto se hace desde el Estado. ¿Quién eliminó la formación humanista en América Latina y en el Perú? El Estado. ¿Quién pretendió darle a todos los hijos de las familias peruanas, con consentimiento de sus padres, acceso a servicios sobre sexualidad? El Estado. ¿Quién ahora está pretendiendo meter ideología, etc.? El Estado. Entonces estamos asistiendo, lamentablemente, a una concepción del Estado que es el estatismo, donde el funcionario del Estado cree que está revestido de un poder formal y puede intervenir en todos los ámbitos, aun violando los derechos de los padres de familia consagrados en los tratados de derechos humanos.

Y esto pues es un estatismo no marxista. Todo estatismo no puede evitar ser autoritario. Un ejemplo clásico, la Ley Universitaria. Otro ejemplo clásico, el currículum de educación básica, ni siquiera consultado con los pedagogos o los educadores como manda la Ley General de Educación, impuesto a rajatabla, y adentro del currículum, algo perverso, alterando el proceso natural de identidad sexual, pretender que a la sexualidad la constituye el entorno y que no tiene nada que ver la determinación biológica. Bueno pues, a ver si convencen a los biólogos del mundo y del Perú que eso es así.

Hoy día asistimos a un estatismo no marxista, que por ratos se convierte en estatismo autoritario, pretendiendo que el Estado intervenga en ámbitos en los que no se debería meter jamás.

-Sin embargo frente a ello hemos visto que ha habido un rechazo importante de las familias peruanas…

Cuando el Estado se mete y se apropia del espacio público, en determinados temas, lo natural que está pasando en América Latina es que la sociedad civil, en este caso las familias, salgan pues a protestar y oponerse, por esa razón es que ante estas tremendas marchas y plantones que ha habido frente al Ministerio de Educación, finalmente la ministra Marilú Martens aceptó dialogar con las personas que hicieron el plantón y les dijo que no iba a haber eso acá.

-¿En otro países de la región ha pasado algo similar?

En el caso colombiano, por ejemplo, donde hubo treinta y tantas ciudades, el mismo día y a la misma hora, el presidente [Juan Manuel Santos] tuvo que salir, con buen olfato político, a decir que no se iba a aplicar de ninguna manera ideología de género en Colombia. Uno mira en el Latino Barómetro y se queda sorprendido de que la presión de la gente, aun en las marchas no autorizadas, viene creciendo de una manera sorprendente en América Latina.

-El Ministerio de Salud ha absorbido lo que es el Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas (INEN). ¿Esto es positivo o negativo en su opinión?

Casualmente, este es un caso más de estatismo autoritario, porque ni siquiera se ha hecho un consenso con la gente del INEN, examinando las cuestiones, para establecer que esa sea la mejor solución para corregir cualquier cosa que haya que corregir, sino simplemente se ha pretendido imponerlo verticalmente, y peor aún se ha salido al público al mentirles, con información absolutamente sesgada e incompleta, violando el derecho a la información de la gente sobre el particular, y además destruyendo un proyecto que ha tomado 12 años, que si bien es cierto pudo haber tenido imperfecciones, uno pues cuando se baja una llanta, uno no baja las otras tres para que se nivelen con la que está baja, uno arregla la que está baja. Se pretende construir destruyendo.

MÉDICO CON EXPERIENCIA EN EL ESTADO

Luis Solari de la Fuente, expremier y exministro de Salud del gobierno de Alejandro Toledo, es un médico especializado en medicina interna, formado en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ha sido también congresista de la República, donde fue presidente de la Comisión de Economía e Inteligencia Financiera.

FUENTE: DIARIO EXPRESO